domingo, 17 de abril de 2011

De perros, marmotas y tortugas

Los domingos son días pesados. Días que te oprimen el pecho. Nunca me ha dado por estudiar estadísticas de suicidios pero estoy seguro que los domingos se marcha mucha gente.
Incluso creo que gran parte de ellos lo hacen por amor. Yo no me mataría nunca pero reconozco que como fantasía tétrica siempre he tenido aquella de ser asesinado por una mujer. Por asfixia, si puedo elegir.

Llegar al paraíso desde el paraíso. Algo así.

No puedo negar que soy algo masoquista, es evidente, disfruto cediendo el poder, el lado izquierdo de la cama, mi piel como premio al azote compulsivo, al desgarro de la ropa.
Mi mente, que deje ser mía, que se alterne con la tuya, que se haga una y esa sea dulcemente caprichosa, débilmente dolorosa y sucia, intensamente sucia.

Por eso ladro ahora, creo, es domingo. Los domingos la terraza siempre parece que está a más altura y tus manos a más kilómetros y tus tacones...(Me avergüenza que lamer tus tacones me dé placer)

Me avergüenza el espejo, creo que es más cruel que los ojos de cualquier mujer que he conocido hasta ahora. De hecho afirmo que nunca unos ojos de mujer me han parecido crueles.
Y tengo suerte, la humillación, lejos de lo perverso, me roba al ego hasta que el fango me cubre la nariz.

Debéis creerme ser tortuga en este mundo tan fashion es una auténtica mierda.

Y yo soy tortuga mucho tiempo, a veces lo alterno con marmota. Y me duermo. Y me olvido. Y te sueño.

Hoy es domingo y juro por tus pómulos volcánicos que no tengo ganas de morirme, de lo que no estoy del todo seguro es de que tú no tengas ganas de matarme.

Por asfixia, por favor.

Y me masturbo.

12 comentarios:

  1. Los domingos son unos días buenos para suicidarse es cierto..yo duermo mucho en domingo, mejor soñar que suicidarse.

    ResponderEliminar
  2. Leer esto es lo mejor de este domingo, creeme. Así no hay quien piense en el suicidio.

    Gran final.

    abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Entre el onanismo y el suicidio, creo que todos lo tenemos claro, sobre todo si es domingo...
    Te BeXo.

    ResponderEliminar
  4. Salvo cuando un Domingo te sorprende... Besitos:-)

    ResponderEliminar
  5. El domingo es un buen día para los masoquistas, el día del dolor, para suicidarse yo prefiero los lunes, por terminar con un buen final ese dolor. Definitivamente me suicido mejor los lunes.

    ResponderEliminar
  6. Entre la auto-muerte y la auto-satifacción yo también eligiría como tú.

    ResponderEliminar
  7. "Si algún día me suicido será en domingo" dijo Benedetti.

    Los odio y mucho.

    Me encanta tu blog. Y el de "Los lunes que te debo" más aún. Se puede estar enganchada a alguien sin concoerlo, vaya que sí.

    ResponderEliminar
  8. Iba a decir algo, como lanzándote palabras tal fuesen 'bragas', pero luego por mirona me doy cuenta que ya se han dicho cosas parecidas, y seguro mejor que yo. Así que ... nada.

    Débeme un lunes, porque de bragas nada.

    Admirado siempre.

    Waltz

    ResponderEliminar
  9. Al final, tras todas las vueltas al universo de la cabeza, volvemos a la tierra de la cama, y al cuerpo que, en cualquiera de sus dos lados, nos ata y perturba.

    ResponderEliminar
  10. Yo tampoco estoy segura de no querer matar. Bueno, en fin: http://youtu.be/8Kkxbw3s2pM

    ResponderEliminar
  11. Yo prefiero suicidarme en conjunto. Si me suicido algún día quiero que sea abrazada a un tío al que quiera, para tirarnos abrazados y a la vez.
    Ya, muy cursi, pero me encanta.

    No me gustan los tacones, hacen daño. Prefiero los cordones desabrochados, o las botas. Los pantalones vaqueros ceñidos, la botas de cuero, los chalecos, las miradas profundas, el sexo salvaje bajo sábanas horteras.
    Me pongo cachonda.

    Gracias por pasarte, jiji.

    ResponderEliminar